Mensaje
del presidente

En el último año se aceleraron las tendencias que en 2015 nos impulsaron a transformar nuestra organización y la forma en que generamos valor para nuestros accionistas, colaboradores y las comunidades en las que estamos presentes.

LUIS ENRIQUE YARUR REY

Presidente del directorio

En el 2022 celebramos los 85 años de Bci, cumplimos metas ambiciosas y comenzamos un nuevo ciclo de transformación para convertirnos en un articulador de soluciones financieras y no financieras que potencien el bienestar y el progreso de todos.

Al revisar la historia de nuestro banco, vemos que ha sabido enfrentar cambios políticos, económicos y sociales importantes, manteniendo la firme convicción de que nuestro desempeño tiene un impacto significativo en las comunidades en las que nos desenvolvemos y que nuestra responsabilidad no es solo crear valor económico, sino también contribuir a la construcción de sociedades más justas y desarrolladas.

Bci se ha convertido en una empresa diversa, con más de 11.600 colaboradores, que es fiel reflejo de lo que somos como sociedad. Hemos confirmado que las diferencias se potencian y nos hacen más fuertes cuando nos concentramos en un mismo propósito. “Atreverse a hacer una diferencia” es el compromiso que nos mueve cada día a hacer todo lo posible por generar un cambio positivo en la vida de otras personas y de la sociedad.

Bci está desarrollando una estrategia de negocios clara y de largo plazo, guiada por este propósito y enfocada, desde hace algunos años, en la internacionalización, la transformación y la sostenibilidad.

Las capacidades digitales que hemos desarrollado innovando y colaborando con otros actores nos han permitido mejorar significativamente la experiencia de nuestros clientes. Estas habilidades serán muy relevantes, también, cuando en Chile opere el sistema de banca abierta que impulsará la nueva Ley Fintech, promulgada en diciembre.

Durante el último año avanzamos en la construcción de un ecosistema digital donde las personas y los comercios puedan encontrar soluciones financieras y no financieras. Queremos impulsar su desarrollo articulando las propuestas de valor que diversos actores les podemos ofrecer. Para lograr esto, es muy importante conocer a fondo qué necesitan en su día a día; por eso, uno de nuestros proyectos actuales más relevantes es la construcción de una plataforma digital de pagos que les entregue soluciones y beneficios diferenciadores, como la posibilidad de acceder y ser parte de un programa de lealtad abierto y masivo.

Estamos transformando nuestro modelo de atención a personas y pymes, para que utilicen el canal digital como primera opción, impulsando la autoatención, y al mismo tiempo, estamos fortaleciendo nuestra capacidad de asesoría en los servicios en los que la participación de un ejecutivo es crítica. Esto es especialmente importante en el área de banca privada, donde nuestros equipos expertos están ofreciendo una asesoría integral en inversiones, basada en nuestras fortalezas en datos y analítica y en nuestra plataforma internacional. La aceptación de este modelo integrado de inversiones se reflejó en el logro de una cifra récord de activos administrados de clientes (AuM) de más 20.000 millones de dólares, con un crecimiento anual de un 24%.
En el mundo de las grandes empresas y corporaciones, nuestro objetivo es ayudarles a optimizar sus procesos de gestión financiera. Lo hemos hecho desarrollando, en conjunto con nuestros clientes, las funcionalidades de la plataforma 360 Connect para que realmente cumplan este objetivo.

Los avances en nuestra estrategia internacional son, también, muy destacables. En julio comenzó a operar Banco Bci Perú. Esta nueva filial se enfocará inicialmente en la atención de clientes corporativos y grandes empresas, internacionales y chilenas, buscando contribuir al progreso y crecimiento de sus actuales y futuros clientes. Esperamos sobrepasar los US$ 1.000 millones en colocaciones en 2023 y alcanzar los US$ 3.000 millones en un plazo de tres años. Con Bci Perú continuamos potenciando una plataforma de soluciones financieras en tres países, que permite a Bci actuar como un solo banco en la región, fortalecido por su posicionamiento como el principal banco latinoamericano en Estados Unidos, donde CNB es el tercer banco basado en Florida.
Este paso nos permite, además, avanzar en la diversificación de nuestro crecimiento en mercados estratégicos.

En 2022 Bci fue reconocido –por octavo año consecutivo– como la empresa con mejor reputación corporativa de Chile en el ranking Merco y, por otra parte, como el banco del año por The Banker. Logramos la mejor posición de la industria en los estudios de satisfacción de clientes de ProCalidad y Praxis Xperience Index, y Global Finance nos distinguió como el banco chileno con los mejores canales digitales para personas y para empresas. También recibimos importantes reconocimientos en relación con la calidad de nuestro gobierno corporativo y nuestras capacidades de atraer talentos digitales y de integrar vida personal y trabajo.

En este último aspecto, quiero destacar el lanzamiento de nuestro nuevo modelo de gestión del talento. Queremos ser la mejor empresa para trabajar y desarrollarse en Chile y en la región, con una cultura que estimule la innovación y el aprendizaje continuo; un lugar donde cada persona, desde su identidad, genere valor y aporte al crecimiento y la sostenibilidad del negocio, de los clientes y del país.

En la trayectoria de Bci se ha ido consolidando una forma de hacer empresa que pone siempre a las personas en el centro y colabora para encontrar las mejores soluciones. Lo hacemos teniendo un marco ético que promueve los valores de integridad, respeto y excelencia.

Hemos aprendido como organización que para salir adelante debemos ser optimistas; sobre todo, en momentos de incertidumbre. Hoy los chilenos tenemos la enorme oportunidad de construir un país mejor, con mayor cohesión social, haciéndonos cargo de los temas que más preocupan a la sociedad: el cuidado del medioambiente, la inclusión, el respeto por los derechos fundamentales, entre otros. Para lograrlo, es clave la colaboración entre el Estado, la sociedad civil, la academia y los empresarios de todos los tamaños. Debemos abordar esto con urgencia, porque lograr acuerdos amplios es indispensable para que el país se reactive.

Bci obtuvo en 2022 una utilidad neta de $821.024 millones y una rentabilidad sobre patrimonio de 17,8%. Las filiales internacionales aportaron el 31,2% de este resultado.

Al cierre del año, el stock de provisiones adicionales alcanza a $415.022 millones. Mantuvimos esta medida de prudencia, considerando las perspectivas de ajuste de la economía. Durante 2022, destinamos, asimismo, $71.000 millones a las inversiones necesarias para desarrollar nuestra estrategia de mediano plazo.

Queremos seguir aportando al país. Estamos decididos a ejercer nuestro rol en la transición hacia una economía baja en carbono, en la inclusión financiera y en el desarrollo social.

Tenemos altas expectativas, porque hemos logrado importantes avances. Uno muy relevante es el impacto de MACH, una cuenta digital que da acceso a más de 3,6 millones de personas a una oferta creciente e innovadora de productos financieros.

La excelencia en el desempeño de nuestros colaboradores hace posibles todos estos logros. Agradezco a cada uno de ellos sus valiosos aportes, y a nuestros clientes y a la comunidad en Chile y el extranjero, la confianza que da origen a todo lo que hacemos.